sábado, 12 de septiembre de 2009

¿He de rebajarme por segunda vez?

En fín... empezaré con una excusa barata como cualquier otra, solo que esta es demostrable. Quizá antes de la excusa debería decir que acabo de salir a cenar y una botella de vino recorre mi sangre con somnolienta dulzura y merma sobradamente mi capacidad para expresarme. Ahora que mis posibles fallos de escritura y/o expresión pasarán inadvertidos a mis escasos pero fieles lectores, os diré mi excusa: Estoy trabajando en algo grande. Un par de los que os paseais por este site ya sabeis de que hablo, o quizá solo pensé en escribirlo, pero no lo hize: una novela en ciernes, que está escrita con soberana matemática. Calculada hasta el más ínfimo detalle, capítulo tras capítulo, esa obra va tomando forma, y absorbe gran parte de mi tiempo dedicado a la escritura.
Por otro lado, Andros, haciendo acopio de Dios sabe que valor, aplaudió mis versos, y me animó a recopilarlos todos en una obra. Lo hice de buen gusto cuando escuché que recitaba de memoria una de mis pocas poesías. Algo tan sencillo como transcribir, toma más tiempo del pensado si se trata de recopilar versos de años atrás, escondidos en libretas enmohecidas del instituto. Y así, corrigiendo textos y creando otros que corregiré más adelante, ha pasado el tiempo sin que tengais noticias mías.
Lo peor de todo, es que el motivo por el que he vuelto es más triste de lo que nunca imaginé. Para los fieles que me habeis leido desde la primera entrada, no será de extrañar, pero las nuevas incorporaciones, temo no tengan mucha idea. Os explico someramente:
Yo nunca he sido aficionada al internés este. Prefería perder el tiempo leyendo en vez de desentrañar los misterios habidos y por haber de un progamilla con el original nombre de "mensajero" (o messenger en la versión anglo-culta no utilizada por nadie). Pasado un tiempo me encontré con que sabiendo hacer páginas web, no quería ser parte de la masa de niños que con el frontpage hacían cuatro chorradas, y empezaban a formar parte del curtido mundo del bussines-net. Me negué, hasta... bueno, hasta este blog. Remitiendo a mi primera entrada, os explicaré que decidir empezar un blog fué un duro golpe para mi orgullo, pero a fin de cuentas certero, y en realidad sin mucha trascendencia. Aún es hoy el día que evito hablar de este rincón on-line que me convierte en masa (como dirían los famosísimos filósofos -entiéndase mi ironía por favor-Ortega y Gasset ). No obstante tengo una graciosísima -y mucho más que peculiar- compañera de trabajo que me ha extañado en vacaciones y pensó en contactar conmigo en un par de ocasiones. Sus medios de comunicación son muy distintos a los míos y me ha planteado la duda de rebajarme -si cabe- un poco más. Sí amigos, hablo de un pésimo invento de un estudiantucho (si no recuerdo mal) de Harvard , llamado comunmente libro-cara (o facebook para los que utilizen la versión anglo-culta, que no serán muchos). ¿Qué es eso? Por contener la palabra libro, deberia estar entre mis favoritos, pero está entre mis repudiados. Lo conoceis ¿verdad? Todos sabeis lo que es... y esa es exactamente la razón por la que lo evito. Masa, masa, masa y más masa. No quiero ser como los demás, y para el blog había una razón, pero ¿que me aporta hacerme un facebook? ¡Lo he descubierto! Ayer lo descubrí. Fue cuando mi compañera me indicó amablemente lo divertido que era, y me enseñó las fascinantes funciones del libro-cara. El muro, el perfil... cosas nuevas para mí, pero que no me impresionaban. Lo fascinante fue algo que solo comentó de pasada... " Aquí estamos María y yo acariciando un dinosaurio
¡Dios! ¡Estaban acariciando a un dinosaurio! Yo también quería acariciar con ellas dos a un dino, me dije. 
¿Debo hacerlo? ¿Acaricio al dinosaurio? ¿Que hago? ¿¡¡¿LO ACARICIO?!!??
Si he de rebajarme más, prefiero tener vuestro consentimiento o vuestra negación. Me niego a consentir un defraude hacia vosotros por mi parte. ¿Seré más masa con un facebook? 
Élide, querida amiga, ¿que has hecho conmigo? ¿No eras feliz tú sola con tu dinosaurio? ¿Tan suave és?

10 comentarios:

  1. No te obsesiones. Ya ves que el gran paso del blog, ahora es algo "poco trascendental" Nunca seras masa. Lo sabes mejor que nadie. Ortega dice que eres demasiado inteligente, y gasset que eres demasiado lista. Curiosamente no hablan de lo mismo.
    Siempre vas a destacar estés donde estés, y todos esperamos que lo hagas. Sigue exprimiendo esa cabecita, que ebria se torna más graciosa de lo que esperaba.
    Lucas

    ResponderEliminar
  2. Yo odiaba los buddypokes (así como sigo odiando Facebook en general), pero la idea de acariciar un dinosaurio también pudo conmigo. Yo suelo utilizar más Tuenti: mucho más intuitivo, más rápido kerjimenez] y, ¿por qué no decirlo? [/ikerjimenez] con una fauna infinitamente más sórdida. Un mundo de pijas y quillos a tan sólo un par de clicks, ¿se puede pedir más?

    Háztelo. Cuando te digan que eres escoria alega que, en realidad, eres post-moderna.

    ResponderEliminar
  3. PD: Olvidé comentártelo... el secreto está en la masa.

    ResponderEliminar
  4. Comenzaba a sentir lástima (nada de repulsión, ¿eh? Sólo lástima) por ti cuando apareció en escena el dinosaurio.

    Sólo existe algo mejor que acariciar a un dinosaurio, y es que Batman lo haga por ti.

    ResponderEliminar
  5. ¡Buena idea! Me registraré como Batman!

    ResponderEliminar
  6. Si realmente te apetece hacer algo, porque no hacerlo???? Excepto tú, nada ni nadie debe impedirte hacer lo que te apetece.
    Y porque hagas algo que hacen muchos, no significa que te vayas a parecer más a ellos. Si tu forma de ser no ha cambiado en los años que te conozco, dudo mucho que lo haga ahora por esto.
    Pase lo que pase nunca cambiaras, y me alegro de ello, me encanta como eres :)

    Te veo en facebook Batman! xD

    Alberto

    ResponderEliminar
  7. Opino como Alberto en lo que respecta a probar cosas nuevas, pero no en lo referente al cambio: Es poco probable que forma de ser se mantenga invariable a lo largo del tiempo. Para bien o para mal, todo el mundo cambia.

    Y mejor que así sea, porque eres una petarda.

    Es broma, intento acercarme a ti con bromas como esta. He descubierto que funciona mejor que lo de esconderse entre los arbustos.

    Por las espinas y eso.

    Y seguro que Batman ya está pillado.

    ResponderEliminar
  8. Claro que está pillado, imbécil.

    ResponderEliminar
  9. Esa era otra broma. Seguro que te ha alegrado ver tanta respuesta. Pues te jodes, las tres son de la misma persona.












    ¡Y las tres son una mierda! ¡TOOOOOOMAAAAAAAA!

    ResponderEliminar